Educación Médica

¿Cómo entregar feedback efectivo?

Autor: Dr. Cristián Ruz L.: Médico Cirujano

Editor: Dra. Isabel Leiva R.: Profesor asociado

Bajo el paradigma de la educación basada en competencias, el feedback tiene un rol central para el logro de los objetivos de aprendizaje en los estudiantes y múltiples estudios lo describen como un elemento esencial del proceso educativo.

Contacto autor: 

Dr. Cristián Ruz L. Médico cirujano. Estudiante de Magíster en Educación Médica. Residente en Ortopedia y Traumatología.

Mail: cnruz@uc.cl

Contacto Experto CEMCIS:

Dra. Isabel Leiva R.  Médico. Medicina Interna. Enfermedades respiratorias. Profesor asociado.

Mail: ileiva@uc.cl

El feedback o retroalimentación se define como aquella “información específica que se le entrega al estudiante acerca de la comparación entre el desempeño observado y el estándar, con la intención de mejorar su desempeño”. Bajo el paradigma de la educación basada en competencias, el feedback tiene un rol central para el logro de los objetivos de aprendizaje en los estudiantes y múltiples estudios lo describen como un elemento esencial del proceso educativo. Los estudiantes perciben que se les entrega feedback infrecuente e inefectivo, sin embargo, los docentes creen entregarlo en forma sistemática; la literatura aborda esta situación y aconsejan 12 estrategias para la entrega de feedback efectivo:

  1. Establezca un ambiente de aprendizaje respetuoso: Utilice un espacio físico apropiado, privado. Minimice las interrupciones externas y ponga el celular en silencio.
  2. Comunique los propósitos y objetivos del feedback: Aclare al estudiante que la sesión es de feedback. Explicite si tiene carácter formativo o sumativo y defina objetivos específicos.
  3. Base el feedback en la observación directa. Es deseable que la observación directa sea sistemática, permitiendo así un feedback preciso, objetivo y más aceptado por el estudiante. De ejemplos concretos de los comportamientos observados. Evite dar feedback basado en la observación e información entregada por otras personas.
  4. Realice comentarios oportunos y de manera regular: Evite realizar feedback únicamente al final de la rotación del estudiante, cuando ya no queda tiempo por mejorar aspectos ni lograr objetivos propuestos. Realice feedback formativo, por ejemplo, en la mitad de la rotación. Cuando sea necesario, entregue feedback inmediatamente después de algún comportamiento ya sea para reforzarlo positivamente o corregirlo.
  5. Inicie la sesión con una autoevaluación del alumno: Comience con una pregunta abierta que promueva la reflexión del estudiante sobre su propio rendimiento. Esto contribuirá a iniciar el diálogo y mejorará la recepción del feedback.
  6. Refuerce y corrija las conductas observadas: Recuerde que el feedback no es sólo para corregir a los estudiantes. Inicie reforzando los aspectos positivos y luego centre la atención en aquellos aspectos por mejorar. Cuando hable sobre estos últimos, sea específico y ejemplifique con observaciones concretas. Existen varios modelos para estructurar la entrega de feedback. El más simple es la teoría del sándwich, que inicia con las fortalezas, sigue con las áreas por mejorar y cierra con un aspecto específico que ayude al estudiante a mantenerse confiado y motivado por aprender.
  7. Use un lenguaje neutro y que sea específico para referirse al desempeño: Evite juzgar al alumno. Focalícese en los comportamientos observados y utilice un tono de voz adecuado.
  8. Confirme la comprensión del alumno y facilite la aceptación del feedback: Explore la reacción emocional del estudiante mientras entrega feedback. Clarifique los puntos importantes y confirme con el estudiante si fueron comprendidos.
  9. Concluya con un plan de acción: Pregunte al estudiante que podría hacer para mejorar los aspectos conversados y luego entregue ideas para mejorar el plan de acción.
  10. Reflexione sobre sus habilidades para dar feedback: Autoevalúe su feedback; analice como se sintió el alumno y qué aspectos podría mejorar para la próxima sesión.
  11. Cree oportunidades de desarrollo personal: Converse con sus pares de cómo están entregando feedback a sus alumnos; pregunte por sus fortalezas y sus debilidades.
  12. Haga del feedback parte de la cultura institucional: Invite a sus pares a que observen y monitoricen el desempeño de sus estudiantes. Por su parte, invite a los alumnos a autoevaluarse continuamente y a exigir feedback de parte de los docentes.

Referencias

  1. Van De Ridder JMM, Stokking KM, McGaghie WC, Ten Cate OTJ. What is feedback in clinical education? Med Educ. 2008; 42:189–97.
  2. Ramani S, Krackov SK. Twelve tips for giving feedback effectively in the clinical environment. Med Teach. 2012; 34:787–791.

 

Déjanos tu opinión

Opinión de artículos

  • En una escala del 1 al 7, siendo 1 muy malo y 7 muy bueno.

Síguenos también en:

Pontificia Universidad Católica de Chile 2020

Optimizado para: Internet Explorer 11, Microsoft Edge 44, Firefox 62, Chrome 68, Safari 11 o superiores.